Cambios corporales con la edad.

Cambios corporales con la edad.

Desde el comienzo de nuestro nacimiento nuestro cuerpo sufre muchos cambios. Al llegar la adolescencia, por ejemplo, el cuerpo experimenta una serie de cambios físicos y hormonales acelerados, sorprendentes; son cambios tan brutales que bien podríamos llamarlos “raros” sino fuese la norma, y luego vemos como a medida que el tiempo va pasando estos cambios siguen, y siguen hasta que se extingue la vida.
Cambios corporales con la edad
Imágenes de SXC - Permiso para usar

El llamado sistema esquelético-muscular es el primer área en que la mayoría de las enfermedades comienza. Por esta razón, una vez que una persona cumple 35 años de edad, independientemente de su actividad, su naturaleza deportiva, debe poner especial atención a este sistema.   Sabiendo en primer lugar que, se puede reducir enfermedades relativas al sistema “esquelético-muscular” al evitar lesiones en los músculos y las articulaciones; es en verdad sencillo, tu puedes evitar esto evitando accidentes cuando sea posible.

Puedes asimismo mejorar tu salud mediante el ejercicio físico, comer sano, evitar la comida chatarra, decir “no” al exceso de alcohol, un “NO” rotundo al tabaco, socializar con personas positivas, evitar las toxinas ambientales, pasar tiempo en la naturaleza, si es posible, en sitios de cascadas, con paseos, sol,  y similar.

Visitar tu médico es esencial para prevenir enfermedades, de hecho, al menos una revisión anual se considera “imprescindible y obligatoria”. Cuando visites a tu médico, tomate un tiempo para estudiar tu estado físico basado en la historia de tu familia, esto es, que lo tengas en cuenta, y “por supuesto” que esta información (toda la información de la que se disponga) este accesible para una mejor valoración del médico.

El médico tendrá en cuenta la historia familiar, incluyendo enfermedades hereditarias.  El médico elaborará la historia de la familia en relación a los informes, diagnósticos, curas, y con toda esta información, sabrá llevar a cabo la necesaria prevención y el tratamiento para ayudar a evitar la enfermedad.  Hay muchas enfermedades hereditarias, por tanto, se debe tener el mayor cuidado posible.

Como se señaló anteriormente, nuestro cuerpo comienza a sufrir una decadencia inicial a los 35 años, y por supuesto, nuestros órganos sensoriales lo manifiestan casi de forma inmediata.  Por ejemplo, “los ojos”, a  partir de ese momento, los ojos se ven afectados, ya que no pueden permanecer centrados en objetos de cerca, es la llamada “vista cansada”.  En términos médicos esta condición se conoce como presbicia.

Es por eso que se ve a muchas personas en el mundo sobre la edad de 40 años con gafas, lentes de contacto, bifocales y así sucesivamente.  Sin embargo, también se ve la generación más joven con estas mismas necesidades, lo cual es una clara señal de que la progresión del envejecimiento empieza antes para algunos, y/o que los hábitos y alimentos afectan a todas las personas sin importar la edad.

Tenemos aquí que la condición física es tan o mas importante que la “edad” para estar saludable.  Lo cierto es que es necesario conocer la constitución hereditaria del individuo, el estilo de vida, el medio ambiente, etc. para poder ayudarlo realmente a tener una condición de salud lo mas favorable posible.

Muchas personas a medida que envejecen pierden audición.  En algunos casos, las personas se quedan sordas después de los 40.  Esta condición se conoce como presbiacusia, que es un signo de envejecimiento .   Dado que esta condición es común para aquellos que envejecen, es natural que no les gusten las cosas que le gustaban.  Por ejemplo, si te han gustado los conciertos cuando eras más joven, y ahora encuentras que no disfrutas de los conciertos en absoluto, es por que tu audición ha cambiado, lo que significa que el tono alto de la audición se ve afectado, lo que poco a poco ha desgastado el tono de la audición, es decir, el proceso de perdida de audición.

Cuando la audición se deteriora, a menudo parece que los que hablan son inarticulados.  En el mismo momento en que la audición se ve empañada/con problemas, la persona va a escuchar a el hablante de manera diferente.  Por ejemplo, el uso de los sonidos pasan a estar distorsionados, y esto afecta la comprensión.

En otras palabras, una persona con la llamada “sordera” puede entender que alguien le esta insultando, mandando a callar, o cualquier cosa, cuando entiende la distorsión de los sonidos, es decir, oye la vibración del sonido de su propio lector de registro, es decir, entiende con su registro distorsionado.

Tu puedes ayudar a las personas con dificultades de audición hablando de forma normal, vocalizando bien, con señas, mirando a sus ojos y haciendo que la persona te vea la boca.   Es cierto que estas personas también pueden beneficiarse de los audífonos o dispositivos de ayuda auditiva antes de repetir de forma casi compulsiva “¿qué, qué has dicho”?.  Los dispositivos actúan como audífonos, ya que permite a una persona bloquear el ruido de fondo mientras se concentra en el altavoz.

Cambios corporales con la edad
Imágenes de SXC - Permiso para usar

Vemos el envejecimiento natural y saludable en esta imagen que nos hacemos con respecto al sentido de la vista y el oído, sin embargo, en algunos casos los signos de envejecimiento son poco naturales.  Por ejemplo, si tu incurres en el cáncer de pulmón basado en tu historia de fumar o estas expuesto al humo de segunda mano, entonces la causa es mas inducida que natural.

A medida que la persona envejece sus cambios de peso se vuelven más y más evidentes, y aquí es también muy importante que las personas con antecedentes familiares de obesidad lo den a conocer al médico, y por supuesto, tengan especial cuidado con eso.

La grasa en el cuerpo comienza a cambiar incrementándose hasta un 30% en el tiempo en el que una persona alcanza los 40 años.  Los cambios afectan enormemente el cuerpo, y este, además, es el comienzo de las arrugas profundas y otros signos de envejecimiento natural.

En resumen, se debe observar una actividad física diaria, un cuidado con la alimentación “mientras mas natural, mejor”, chequeo médico anual, conocimiento de los antecedentes familiares, meditación, y sobre todo, mucha, pero mucha paz mental para envejecer “bien” y con una buena salud.

Entradas populares de este blog

La Humedad en el cuerpo según la medicina china.

Suspiros y "caídas de babas"

¿Cómo cambia "lo ecológico" la cosmética?